Cómo HACER fracasar tu proyecto

¿Cuándo alguien te ofrece algún consejo para mejorar tu empresa tu respuesta sistemática es “NO”? ¿Explicas la idea maravillosa que has tenido para tu negocio simplemente para buscar aprobación o reafirmación, sin tener en cuenta las recomendaciones u objeciones que puedan darte? Si es así, amigo, tienes un gran problema.

A veces me encuentro con empresarios que no son capaces de analizar la situación de su empresa con perspectiva, con objetividad, desde una cierta distancia. Se ofenden con facilidad cuando les propones alguna mejora o se cierran en banda y se aferran a su idea maravillosa sin darse cuenta de que, tan sólo porque sea suya, no es la mejor idea para su negocio.

Para impulsar una compañía hace falta, entre otras cualidades, una actitud positiva, abierta a cambios y a la mejora continua. Tolerante con las opiniones de los demás y cooperativa para implementar cambios.

Me considero una persona con mucha energía y paciencia, pero sinceramente, me cuesta mucho trabajar con gente que tiene como respuesta sistemática un “no”. Y quiero remarcar que no es aquél “no” argumentado, sino que es una posición terca e inamovible del “no”. Aquella que cuando preguntas “¿y por qué no?” su respuesta es “porque no”.

La actitud que ahuyenta al éxito

Sé, por experiencia, que el 90% de empresarios que tienen integrada una locución automática que dice “no”, acaban fracasando en sus proyectos.

Tomar esa actitud es una opción totalmente válida, pero si realmente quieres seguir creciendo con tu empresa te recomiendo que abras tu mente, escuches otras ideas, pienses en equipo y no intentes imponer tu opinión. De este modo puedes conseguir otra visión, otra perspectiva que quizás no contemplaste y que puede ser genuina para tu negocio.

La actitud del “no” viene motivada, muchas veces, por el miedo al cambio, por el miedo al fracaso. Otras muchas, por el ineludible sobreesfuerzo que supone seguir evolucionando.

Hay que mirar a la cara a tu “enemigo” y no darle la espalda y salir corriendo. Hay que saber afrontar los problemas y buscar la solución. El mejor amigo del empresario no es precisamente el que lleva por nombre “Quejarse por todo”. Debemos analizar, pensar con la mayor objetividad posible y proponer cambios o mejoras para reconducir una situación. O, sencillamente, para seguir creciendo con tu empresa.

Los pasos a seguir para desprenderse de tu “no” interno

  1. El primer paso para avanzar es saber identificar dónde se encuentran los problemas de tu negocio o buscar aquellas áreas que necesitan mejorar.
  2. El segundo paso es saber ver y reconocer que realmente existe un problema o que se puede seguir mejorando.
  3. El tercer paso es comentarlo con aquellas personas que creas que pueden ayudarte y estar abierto a nuevas ideas y distintos puntos de vista.
  4. Y por último, y no por ello menos importante, pasar a la acción. ¡Muévete, inténtalo, impleméntalo! El “no” a todo ya lo tenemos de partida y realmente es una opción existente. Pero… ¡qué menos que luchar por que la respuesta sea otra!

Rodéate de personas optimistas y proactivas

Es muy importante contar en tu equipo con gente que sepa detectar problemas, afrontarlos y que proponga soluciones.

Alguien con un “no” interno potente puede acabar minando a quienes poseen una actitud optimista y proactiva. La contaminación puede extenderse y perjudicar gravemente a tu negocio. Así que te recomiendo que tomes las medidas necesarias para controlar la situación si detectas a alguien en tu empresa con esa actitud tan reacia al cambio.

Para crecer y evolucionar, tanto personal como profesionalmente, hay que querer y estar dispuesto a ello.

Bueno, y después de la exposición de mi opinión, me gustaría saber la tuya ¿Crees que existen personas con ese “no” interno? ¿Conoces alguna historia en la que esa actitud haya hecho fracasar un proyecto?

 

Asesora y formadora en marketing y ventas. |

Ayudo a autónomos, emprendedores y pequeños empresarios, orientados a la venta de servicios, a construir negocios sostenibles, escalables y rentables utilizando el marketing y la venta de manera estratégica.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *