¿Debe estar mi empresa en redes sociales?

Bufff… vaya marronazo de pregunta… He querido ponerla de título porque es una de las primeras que me suelen hacer los clientes con los que trabajo: ¿debe mi empresa estar en redes sociales?

Déjame que, antes de que continúe con el post, mencione que vamos a pasar completamente de compararnos en este, y otros aspectos, con Coca-Cola, Mercedes, Apple o cualquier otro tipo de multimeganacional, gran empresa, negocio de súper éxito… Este artículo no va dirigido a esas compañías, así que si tienes una de ellas, no sigas leyendo (lo que voy a poner a continuación seguramente ni te interese ni te sirva de nada).

Hay una falsa creencia extendida entre gerentes y empresarios: si están presentes en redes sociales sus ventas van a aumentar estrepitosamente. Cuando lo prueban, publican 4 veces y se llevan el chasco, optan por abandonar las redes sociales y dejar un perfil inactivo.

Bien, es una opción, pero no te la recomiendo.

Otra opción es abrir cuentas de redes sociales, dejar que las lleve otra persona dentro de la compañía, publicar sin sentido ni objetivo, invertir tiempo y recursos ineficazmente y no obtener ningún tipo de resultado. Cosa que tampoco te recomiendo.

Bueno, hay muchas maneras y opciones de gestión o uso de las redes sociales, pero todas aquellas que no cumplan con tu objetivo serán inútiles.

Las redes sociales son una herramienta fabulosa para crear una imagen de marca, para posicionar tu empresa, para establecer un contacto directo con el consumidor, para saber más de la competencia, para escuchar a clientes o posibles clientes, para fidelizar a los clientes ya existentes, para captar leads… Pero también te digo que, si no te marcas objetivos, realizas acciones concretas y si no mides, sinceramente, de poco te van a servir.

Esto es como si coges el metro o el tren sin saber dónde te vas a bajar. Nunca vas a llegar a ningún lado y si llegas, quizás no será donde a ti te hubiera gustado.

Ten en cuenta que las redes sociales (y esto sirve también para otros canales o acciones) deben, obligatoriamente, formar parte de una estrategia. Si las utilizas sin conexión o no siguen el hilo conductor de la estrategia que tengas en tu empresa, no te van a ser útiles. Además, las propias redes sociales deben tener su estrategia particular haciendo que contribuyan a ese objetivo máximo que quieres alcanzar.

Así pues, debes contemplar a las redes sociales como un elemento más dentro de tu estrategia y no como una acción aislada e independiente de todo lo demás.

Otra cosa, tu empresa NO tiene que estar en las redes sociales porque esté todo el mundo. Quizás tu compañía deba estar presente sólo en alguna de ellas, o, tras realizar el correspondiente análisis te das cuenta que no debe estar en ninguna.

Una vez dicho esto, veamos algunas pautas que te pueden ayudar a determinar si debería tu empresa estar presente en las redes sociales:

  1. Tu objetivo: Alba Riba hablaba la semana pasada sobre centrar la mente para conseguir mejores resultados. Y en ese post (si no lo has leído te lo recomiendo, pulsa aquí) nos aconsejaba que nos preguntásemos “¿para qué?”. Así que, si me lo permite mi compañera, voy a utilizarlo en este momento. Pregúntate “¿para qué quiero estar en las redes sociales?” “¿me sirve para alcanzar alguno de los objetivos generales de mi empresa?” Si no tienes claro el objetivo o no te sirve para conseguir alguno de los objetivos estratégicos, no tengas ninguna cuenta en redes sociales.
  2. Público objetivo: otra pregunta, ¿se encuentra mi público objetivo en las redes sociales? Si tu respuesta es que no, retírate ya, no te servirán de mucho. Si la respuesta es que sí, sigamos.
  3. Red Social: ¿qué redes sociales son las que utiliza mi público objetivo? Puede que se encuentren en todas, en algunas, en redes más especializadas…
  4. Tipo de contenido: ¿tengo algún tipo de información o contenido útil que compartir con mi público objetivo? Las redes sociales hay que alimentarlas con contenido que sea interesante para el usuario y, a la vez, que vaya ligado o tenga algún tipo de relación tanto con tu empresa, como con tu objetivo. Es decir, si tu empresa se dedica a la construcción y tu objetivo es posicionar tu marca, no realices publicaciones sobre cómo alimentarse bien. Probablemente sea contenido útil para el público al que te diriges, pero no tiene nada que ver ni con tu actividad ni con tu objetivo.
  5. Estrategia: ¿poseo o voy a crear alguna estrategia para las redes sociales? Si quieres estar presente en las redes, crea una estrategia acorde a tus objetivos. Si no lo vas a hacer, no destines recursos a esta acción, porque, probablemente, el retorno que tengas no sea el esperado.
  6. Mantenimiento y constancia: ¿voy a poder destinar, de modo constante, recursos para mantener activas las redes sociales? Es preferible no estar presente en las redes que tener perfiles inactivos o descuidados.
  7. Mide: ¿voy a poder medir de algún modo la efectividad que tiene estar presente en las redes sociales? Como ya hemos dicho antes, si estás en las redes debes tener uno o varios objetivos. Si estás invirtiendo tiempo, dinero y recursos para alcanzar ese objetivo, es imprescindible que tengas indicadores que te muestren si estas consiguiendo lo que quieres o no.

Espero que después de estas líneas tengas un poco más claro si tu empresa debe estar o no en las redes sociales.

Antes de despedirme me gustaría lanzarte unas últimas preguntas: ¿Utilizas las redes sociales en tu empresa? ¿Qué percepción o resultado obtienes de ellas? Estaré encantada de leer tus comentarios 🙂

 

Asesora y formadora en marketing y ventas. |

Ayudo a autónomos, emprendedores y pequeños empresarios, orientados a la venta de servicios, a construir negocios sostenibles, escalables y rentables utilizando el marketing y la venta de manera estratégica.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *