Dos elementos imprescindibles para focalizar y orientar tu negocio

¿Tienes problemas para focalizar esfuerzos y conseguir resultados? ¿Te dispersas con facilidad porque no sabes cuál es el objetivo que debes alcanzar con tu empresa? Si es así, este post te interesa.

Imaginemos que tú y yo estamos en una de mis sesiones de consultoría. Una de las primeras preguntas que suelo realizar para conocer más al cliente y a la empresa es:

¿Sabes el porqué de la existencia de tu empresa?

Seguido de:

¿Dónde quieres que esté tu empresa de aquí a 3 años?

No sé cuál es tu caso, porque ahora mismo no puedo verte la cara ni observar tu reacción, pero normalmente la mayoría de personas se quedan dubitativas, pensando y reflexionando acerca de estas preguntas. Muchas veces no saben qué contestar, incluso me piden tiempo para preparárselo.

Y ahora sigo preguntando, ¿cómo crees que un negocio puede estar enfocado y orientado, si no sabe ni si quiera cuál es su propósito o cuál es su objetivo máximo?

Es decir, si no sabes para qué existe tu empresa, si no sabes el fin que tiene la misma, ni conoces qué es aquello que quieres conseguir con ella, ¿cómo vas a tomar decisiones, definir estrategias o realizar acciones que vayan en consonancia con tu negocio?

Existen dos elementos fundamentales e imprescindibles para empezar a ganar foco y orientación con tu empresa:

  1. El propósito de la empresa, conocido también como la misión cuando realizas un plan empresarial. Consiste en saber para qué existe tu empresa.
    Hay una concepción extendida y errónea sobre la misión de la empresa y puedes comprobarlo entrando en distintas páginas webs de diversas marcas y leyendo sus misiones. La mayoría de ellas hablan de sí mismas y caen en frases banales y trilladas que no transmiten la esencia del para qué existen.
    La misión no es un elemento decorativo para ponerlo en la página web de tu empresa, sino que debería ser un elemento motivador e inspirador sobre el que bases tus estrategias, decisiones y acciones.
    El propósito de tu compañía debe ser real. Debe ser algo que te motive, con lo que te sientas identificado y que proporcione un beneficio para tus clientes o posibles clientes.
    Así que ahora te pregunto de nuevo: ¿para qué existe tu empresa? Por si te interesa profundizar más sobre este tema, te dejo un enlace a un training gratuito: “5 elementos clave que influyen en el crecimiento de tu negocio”.
  2. La visión: ¿cómo sabes hacia dónde dirigir tu empresa, si no sabes a dónde quieres que vaya?
    La visión, igual que la misión, es otro concepto que, bajo mi punto de vista se ha distorsionado en el mundo empresarial. La visión es aquello que queremos conseguir en un periodo de tiempo determinado. Es decir, imagínate cómo quieres que tu empresa sea de aquí a 3 años, y lucha por conseguirlo, lucha por ello. Y, sobre todo, no te despistes por el camino. Centra todos tus esfuerzos y recursos en conseguir ese objetivo máximo, en conseguir tu visión.

Estos dos elementos son dos pilares fundamentales sobre los que se construye tu empresa. Teniendo claro estos dos conceptos, es muchísimo más fácil saber qué y cómo debes hacer para orientar y focalizar tus recursos, tu tiempo, tu esfuerzo y tu dinero.

Una de las preguntas clave que te recomiendo que hagas cada vez que te plantees realizar algo es “¿para qué?”:

  • ¿Para qué estoy realizando esto? ¿Va en consonancia con el propósito y la visión de mi empresa? ¿Me sirve para conseguir mis objetivos?

Seguro que estarás pensando, sí María, esto es obvio. Pero te aseguro que si alguien no nos lo recuerda lo perdemos de vista en el 95% de los casos.

No sé si te ha pasado que alguien te ha propuesto una colaboración fascinante que no entraba en tus planes y que se desviaba un poco de tu proyecto y has acabado invirtiendo tiempo y esfuerzo dejando de lado otros aspectos más importantes para conseguir tus objetivos. Al final, resulta que ni consigues que despegue esa colaboración tan fascinante ni consigues tus objetivos. O, por ejemplo, cuando te has centrado en acciones aparentemente más atractivas que no te han ayudado a alcanzar aquello que realmente quieres.

Como dice uno de mis clientes: “enfoque, enfoque y enfoque”.

¿Cuál es tu experiencia en este aspecto? Espero que te haya resultado útil este post y me gustaría saber tu opinión al respecto.

 

Asesora y formadora en marketing y ventas. |

Ayudo a autónomos, emprendedores y pequeños empresarios, orientados a la venta de servicios, a construir negocios sostenibles, escalables y rentables utilizando el marketing y la venta de manera estratégica.

2 replies on “Dos elementos imprescindibles para focalizar y orientar tu negocio

  • Jorge García Cerdá

    Hago un MBA y soy un apasionado de la gestión empresarial. Me ha parecido muy práctico y útil la manera que plantea cada cuestión y lo más importante, breve, conciso y claro. El tiempo es vital para poder captar lo importante por eso me ha gustado Mensajes como diría “alto y claro” con la profesionalidad excelente.
    Gracias,
    Saludos,
    Jorge García

    Responder

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *