Inicia tu propio negocio pero… ¡no renuncies a tu trabajo!

Cuando tienes como meta ser emprendedor, piensas que lo primero que debes hacer es renunciar a tu trabajo y enfocarte 100% en tu propio negocio. La realidad es que probablemente tu propio negocio no genere ganancias durante su primer año de existencia, pero, por otro lado, si requiera que inviertas dinero en él. Por ello pienso que no es una buena idea dejar un trabajo seguro por perseguir un sueño.

No quiero que te estanques en tu trabajo, y mucho menos si no te entusiasma. Lo que busco es que tomes conciencia y recuerdes que mientras tu negocio crece y se posiciona, necesitas tener dinero para gastar tanto en cuestiones personales, proveedores, como en rentas o cualquier otro servicio o producto que tu negocio requiera. Por estos motivos, entre otros, quiero animarte a iniciar tu propio negocio, pero con los pies en la tierra.

Iniciar tu negocio y mantener tu trabajo actual es posible. Sólo es cuestión de planificar estratégicamente cada paso a cumplir. Clic para tuitear

¿Por qué no te conviene renunciar a tu trabajo mientras inicias tu propio negocio?

Si bien es cierto que muchas personas no concuerdan con la idea de trabajar en una oficina, con un horario regular, la verdad es que es probablemente sea el primer paso que debas dar para que puedas lograr tener tu propio negocio.

Un empleo constante y regular te ofrece un pago seguro, así como prestaciones y la posibilidad de generar relaciones comerciales que en un futuro se conviertan en oportunidades de negocio.

Te recomiendo hacer una pequeña reflexión mediante el siguiente ejercicio. Crea una lista de pros y contras en la que expliques de manera objetiva por qué ya no consideras que necesites seguir en ese trabajo, y por otra parte mirar y comparar en qué medida puede tu trabajo diario colaborar en tu negocio. Verás que muchas ideas se cruzan o están relacionadas.

Si después de esta lista sigues sin estar convencido y tienes el firme propósito de renunciar y dejar tu trabajo, hazlo adecuadamente. Si renuncias profesionalmente, deja abierta una oportunidad comercial a futuro, que te puede ayudar en cuestiones de tu nuevo negocio. De hecho, hasta para escribir tu carta de renuncia debes considerar cómo va a afectar a tu futura empresa. Te recomiendo leer el siguiente artículo: Cómo escribir una carta de renuncia.

Tener un trabajo diario y una empresa propia, en un inicio, no es tan complicado. Puedes tener un horario de trabajo en el que cumplas con tus obligaciones laborales y, fuera del mismo, puedes cumplir con tus obligaciones como dueño de tu propia empresa. Eso sí, deja un poco de tiempo libre para que puedas distraerte de tantos compromisos adquiridos 🙂

A continuación quiero mostrarte 3 pasos que debes cumplir antes de renunciar a tu trabajo diario para perseguir tu sueño de ser emprendedor.

3 pasos que debes cumplir antes de renunciar a tu trabajo

Ahorra

Tu trabajo de 9:00h a 17:00h te deja aun salario quincenal o mensual, con el que te mantienes y pagas tus deudas. De esa cantidad puedes ahorrar un porcentaje y tenerlo “en reserva” para tu nuevo negocio. De este modo, disminuyes el riesgo de sentir que tu nuevo negocio no tuvo éxito y puedes destinarlo a mantenerte mientras tu negocio empieza a generar ganancias.

tu-propio-negocio-002

Te recomiendo ahorrar el 10% para que tu salario no se vea muy afectado. Planifica tus ingresos y ten un “colchón” para situaciones de emergencia. Es imprescindible que con o sin un trabajo fijo tengas cierta cantidad destinada a situaciones que no estén contempladas, pero requieran de tu dinero.

Planifica

Es necesario que planifiques. Si antes tan sólo te preocupabas por cumplir metas de trabajo para tu jefe, considera que ahora tendrás que invertir dos horas más en las metas, pero de tu propio negocio. De hecho, puedes adelantarte un poco y si ya tienes la idea de renunciar a tu trabajo, planifica cómo tu rutina va a cambiar y bajo qué horario laboral te vas a regir.

tu-propio-negocio-003

Otro punto a considerar es tener un plan de respaldo con el cual puedas generar acciones de mejora en el caso de tener alguna recaída con tu marca o tu trabajo fijo ¿Qué pasaría si te cae un proyecto grande dentro de tu trabajo, que no te permita trabajar con tu marca? ¿Tienes alguna persona de confianza que te apoye o de plano tendrías que dejar tu negocio?

Adecua tu estilo de vida

Cuando eres tu propio jefe y tienes un jefe, las cosas suelen ser un poco complicadas. Alguien maneja tus horarios y a la vez, tú puedes adaptarte dependiendo de los requisitos de tu trabajo estable. Es por eso que debes ser muy claro con el estilo de vida quieres llevar.

Recuerda, aun cuando en tu trabajo fijo tienes prestaciones de descanso – vacaciones, días de asueto – en tu negocio no podrás ser tan flexible. Habrá ocasiones en donde los días de descanso se conviertan en días para adelantar proyectos en lugar de relajarte y dormir. Por ello, necesitas planificar tus fechas de trabajo y adecuar la idea de ser emprendedor a tu estilo de vida.

Lo mismo pasará con tu salario. Probablemente ahora tendrás que invertir parte de tus ingresos en tu negocio, por lo que tendrás que disminuir tus gastos personales para que tu salario te rinda.

Lograr ser un emprendedor exitoso y tener un empleo fijo es posible mientras tu negocio crece y se posiciona. Posteriormente, podrás renunciar tranquilamente a tu trabajo diario y dedicarte por completo a tu marca. Pero esto no va a suceder hasta que tu propia empresa esté lo suficientemente posicionada para generar más ganancias que las que obtienes como salario fijo.

Balancea tu vida y recuerda que la mayoría de los emprendedores han pasado por riesgos relacionados con dinero o falta de tiempo, pero no por eso renunciaron a su sueño. Muchas personas pasan años construyendo su marca y a la par, tienen un trabajo diario. Sólo cada persona sabe hasta qué punto puede aguantar ambos compromisos.

¡Mucho éxito!

 

Social Media Manager en Shopify |

Shopify es el servidor de comercio electrónico preferido por 140,000 tiendas en el mundo. Pone a tu disposición una serie de herramientas para crear tu tienda en línea de un modo fácil y rápido.

2 replies on “Inicia tu propio negocio pero… ¡no renuncies a tu trabajo!

  • Flavio Peña Prior

    Hola: Particularmente pienso que existe una contradicciôn entre ser emprendedor y continuar como asalariado o empleado. Un verdadero emprendedor no se siente cómodo con el hecho de seguir deteniendo sus proyectos de negocios solo porque tiene un trabajo seguro y por otra parte sus proyectos solo tendrán éxito si está comprometido al 100% y el seguir en su puesto de trabajo no le permitirá comprometerse totalmente.
    Si para emprender necesitas una gran inversión y el único medio que tienes para conseguirlo es tu actual empleo pues es simplemente una estrategia para obtener recursos en este caso través del trabajo actual para después iniciar un emprendimiento, pero no deja de ser eso: una estrategia más para obtener dinero.
    Saludos

    Responder

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *