8 pasos para establecer una comunicación externa eficaz

Cuando una empresa quiere posicionarse en el mercado y tener una imagen concreta en él, debe plantearse el hecho de tener una buena comunicación externa.

Por comunicación externa entendemos todos aquellos mensajes o información que la empresa “envía hacia el exterior” para llegar a clientes, intermediarios, competencia, proveedores, medios de comunicación u otros tipos de público que no pertenezcan a la organización interna de la compañía.

La comunicación externa puede tener múltiples objetivos: influencia, visibilidad, imagen, reputación, posicionamiento, ventas, compromiso social, notoriedad… Y dependiendo de cada uno de ellos, del público externo al que nos dirigimos y del tipo de mensaje a transmitir, la comunicación externa adoptará una forma u otra.

Así pues, a continuación te dejo con los 8 pasos fundamentales para establecer una comunicación externa eficaz:

  1. La empresa debe cumplir con unos requisitos previos para que pueda tener una comunicación externa de éxito. La comunicación externa debe estar alineada con los objetivos y estrategias de la empresa, así que, antes de comunicar nada hacia el exterior, es conveniente que tengas bien definidos tus objetivos empresariales y las estrategias principales de tu negocio. Además, es recomendable que hayas precisado la personalidad de tu empresa, cómo es, qué valores tiene, su forma de actuar y, por supuesto, de comunicar.
  2. Saber a qué público te diriges: debes tener claro al tipo de público externo al que quieres llegar. Tanto la comunicación en sí, como el canal que utilizarás, como el objetivo de dicha comunicación, puede variar según el tipo de público al que te dirijas (cliente final ya existente, cliente potencial o proveedores, entre otros).
  3. Conocer los máximos detalles del público al que te diriges: es importante saber, antes de lanzar un mensaje, qué características tiene el público al que quieres llegar. Por ejemplo, sus motivaciones, sus gustos, dónde se encuentran, qué canales utilizan para informarse… Es un paso fundamentar para que aquello que queremos comunicar lo reciba quien debe, asegurándonos así un mayor éxito en nuestra comunicación externa.
  4. El objetivo que quieres conseguir con la comunicación externa: una vez ya sabes a quién te quieres dirigir, debes establecer el objetivo de la comunicación. Es decir, qué quieres conseguir, o qué quieres que los otros hagan cuando reciban tu mensaje. Puede ser que te interese establecer un buen posicionamiento de marca, mejorar tu imagen o lanzar una promoción para aumentar tus ventas.
  5. Marcar qué indicadores serán los que te muestren si estás consiguiendo el objetivo: no te quedes en la fase de establecer qué quieres conseguir, sino márcate una serie de indicadores que te digan si el objetivo que tenías se ha cumplido o no. Por ejemplo, si quieres lanzar una promoción para aumentar tus ventas, uno de los indicadores que puedes utilizar es el % de incremento de las mismas.
  6. Buscar el canal más adecuado para transmitir el mensaje: si el público externo al que quieres dirigir la comunicación no ve la televisión, no utilices la publicidad en la misma para llegar a ellos. Es decir, busca el canal más adecuado para el tipo de mensaje que quieres transmitir sabiendo qué canales utiliza el público al que te diriges. Si dicho público lee diarios generalistas, utilízalos para llegar a ellos; si utiliza las redes sociales, transmite tu mensaje a través de las mismas…
  7. Define el tipo de mensaje que quieres enviar: ahora viene la parte más creativa. Estipula y redacta el mensaje que quieres transmitir teniendo en cuenta los 5 puntos anteriores. Dale la forma que creas más conveniente según tus objetivos, el público al que te diriges y el canal que vas a utilizar.
  8. Realizar el correspondiente seguimiento: analiza y estudia los resultados de tu comunicación y si ha conseguido el objetivo o la meta que persigues. Si no es así, y como siempre digo, ¡cámbialo!

Para finalizar, me gustaría remarcar que aunque la comunicación externa suele vincularse con el departamento de marketing o comunicación, toda la organización debe estar implicada en esta tarea. Comunicación externa también es cómo o qué transmite nuestro equipo de ventas, o nuestro servicio de atención al cliente… Nuestro público interno debe seguir las mismas líneas de comunicación externa que tenga la empresa, por eso es importante establecer una buena comunicación interna con tus empleados, ya que son, muchas veces, los que les ponen voz a tu compañía. Te dejo un link a un post sobre comunicación interna que creo que puede serte de utilidad (pulsa aquí).

Espero que te haya gustado el post de hoy. Como ya sabes, puedes utilizar el apartado “deja tu comentario” del blog para cualquier opinión, impresión o duda que tengas. Estaré encantada de ayudarte.

 

Asesora y formadora en marketing y ventas. |

Ayudo a autónomos, emprendedores y pequeños empresarios, orientados a la venta de servicios, a construir negocios sostenibles, escalables y rentables utilizando el marketing y la venta de manera estratégica.

6 replies on “8 pasos para establecer una comunicación externa eficaz

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *