La misión de una empresa: ¿tienes bien clara cuál es la tuya?

¿Sabes qué es la misión de una empresa? ¿Me puedes decir cuál es la tuya? Quizás si te lo pregunto así, no te venga nada a la mente.

Y si te digo: “¿cuál es el propósito de tu negocio? ¿Con qué intención lo creaste?”

Tómate dos segunditos para reflexionar…

Ahora déjame adivinar. ¿Tu respuesta ha sido para ganar dinero?

Si es así: “meeeeeeeeeeeeeeeeeec” ¡Error!

 

error-contestacion-mision-de-una-empresa

 

Déjame decirte que tienes un problema muy importante en lo que son los cimientos de tu empresa. Te mostraré más adelante por qué, pero confía en mí cuando te digo que esto puede estar afectando negativamente a tu negocio de distintas formas: ambigüedad en tu posicionamiento, falta de claridad empresarial, foco y orientación, nula coherencia en tu mensaje de comunicación y marketing… Lo que se traduce, en definitiva, en un freno en el desarrollo y crecimiento de tu negocio.

Pero no te preocupes que, como casi todo en la vida (siempre y cuando dependa de nosotros), tiene fácil solución.

1. Definición de la misión de una empresa

Empecemos por lo básico: ¿qué es la misión de una empresa?

La misión empresarial proyecta la esencia del porqué de la existencia del negocio

Estrictamente, y dentro del mundo empresarial, se trata de plasmar en un par de frases quién eres y a qué te dedicas, qué solución aportas/necesidad cubres, y cómo lo haces. Dicho así queda frío, feo, y no se entiende mucho. Y harás lo que la mayoría:

  1. Miras por Internet unas cuantas y te copias de alguna que suene bien.
  2. Directamente pasas y no defines la misión de tu empresa.

Estas son dos opciones que entiendo perfectamente. Si te contara yo cómo me explicaron qué es la misión de una empresa en la universidad… (hace ya unos añitos, como casi 12, pero yo lo recuerdo como si fuese ayer 🙂).

A lo que iba. Cuando decidí emprender con mi propio negocio monté un plan de empresa que no veas. Uno de los elementos que supuestamente debía definir era la misión empresarial. Así lo hice. Empecé a hacer algo en lo que no creía y no entendía muy bien para qué servía. Pero como me lo habían enseñado en la uni, pues así lo hice (igual que otras miles de cosas inútiles, pero bueno, eso te lo cuento otro día). ¿Qué pasó? Le dediqué un montón de tiempo a algo que no me sirvió para nada.

Seguramente cuando te hablan de la misión de una empresa te venga a la cabeza ese texto infumable de dudoso impacto para tu empresa (mucho más lejos de la realidad). Esas frases que ponen las compañías en su página web (porque han visto o porque han leído o les han dicho que lo deben tener) que son todo refritos o copias de varias misiones que pululan por Internet.

Y esto no es así. La misión de tu empresa debe reflejar la finalidad con la que tu empresa fue creada. Es decir, debe mostrar cuál es su propósito. Siempre, desde el punto de vista del impacto que vaya a tener la misma en el mundo o en la sociedad.

Quédate con lo siguiente: la misión de una empresa es su razón de ser y de existir.

Seguro que ahora estás pensando: “vale, muy bien María. El propósito de mi empresa es ganar dinero. Antes has dicho que esto era un error”. Y así es.

Todo negocio tiene una finalidad implícita que es la de “ganar dinero”. Eso ya se da por sentado. Si no, no sería una empresa. Pero bajo esa perspectiva estás cometiendo un error monumental: no poner a tu cliente en el epicentro de tu organización.

Estás construyendo un negocio sin tener en cuenta las necesidades o los problemas de tus clientes. Algo fundamental si quieres tener una empresa exitosa.

Así que, mientras sigues leyendo, dale un par de vueltecitas a esta pregunta: ¿Por qué y para qué fue creada tu empresa?

2. Por qué es importante la misión empresarial y para qué sirve

Saber cuál es la misión de una empresa, siempre y cuando esté elaborada de una forma estratégica (en el punto siguiente te cuento como), es uno de los pilares fundamentales de cualquier negocio. Es la base para tener claro el concepto/definición de la empresa y saber hacia dónde orientar el desarrollo estratégico de la misma. A partir de ella se establecen cosas tan fundamentales como el mensaje de marketing o un mini pitch (definir a la empresa en una frase).

Así pues, tener una misión empresarial definida:

  • Te va a ayudar a mantener claridad, foco y orientación. Si sabes cuál es tu propósito, es más difícil que te desvíes hacia cuestiones que no te interesan.
  • Te permite tomar mejores decisiones. Déjame que te cuente una historia corta para plasmar mejor este punto. Suelen proponerme a menudo colaboraciones. Normalmente, aunque pudieran proporcionarme ingresos, las descarto con facilidad, porque no están alineadas con la misión de mi empresa. Decisión estratégica que puedo tomar en segundos, gracias a tener bien claro cuál es el propósito de mi negocio.
  • Va a facilitar la transmisión del concepto de tu empresa. Podrás decir en menos de 30 segundos a qué te dedicas de una forma que todo el mundo lo entienda.
  • Como consecuencia del punto anterior, todo tu mensaje de marca estará orientado y partirá de la misma base. Algo imprescindible para tu posicionamiento.
  • Es un elemento inspirador y motivador. Te recuerda día a día por qué y para qué haces lo que haces.

3. Cómo definir la misión de tu empresa

Define la misión de tu empresa en tres pasos:

3. 1. Paso 1: Lluvia de ideas

Haz una lluvia de ideas contestando a las siguientes preguntas (anota todo en una libreta, Word, Excel o lo que prefieras):

  • ¿Quién eres?
  • ¿Qué haces?
  • ¿Para quién?
  • ¿Qué problema solucionas/qué necesidad cubres?
  • ¿Qué tiene tu empresa que la hace especial?

3.2. Paso 2: Ordena

Pon en orden tus ideas. Haz varias frases que recojan la esencia de tu empresa utilizando la siguiente fórmula (hay varias maneras de plasmarlo, esta es una de las que utilizo con mis clientes porque es clara y directa):

  • En [empresa] trabajamos para [cliente] ayudándole a [solución problema/necesidad] a través de [cómo lo haces]

3.3. Paso 3: Selecciona

Por último, selecciona la frase que creas que transmite mejor el propósito de tu empresa.

4. Ejemplos de misiones empresariales

No voy a coger frases de grandes compañías y te las voy a poner aquí diciendo: “mira que chulas estas misiones, inspírate en ellas”. Porque pueden ser muy guais, pero soy de la opinión de que en empresas como la tuya o la mía, no necesitamos una misión “bonita”, sino práctica. Una misión estratégica, realista, que se entienda a la perfección y en la que impregnemos nuestra personalidad.

Así que, utilizando la fórmula anterior (o alguna variante), voy a construir un par de ejemplos de misiones de empresas inventadas, pero que se ajusten más a tu realidad.

4.1. Ejemplo 1: Misión de una empresa de arquitectura

En este caso, imagina una empresa de arquitectura que dirige sus servicios a constructores y promotores.

“En MM Estudio ayudamos a constructores y promotores a crear sus obras aplicando la tecnología en el diseño de las construcciones”.

4.2. Ejemplo 2: Misión de una empresa de organización de eventos

Imagina ahora una empresa que organiza bodas. Un/a wedding planner.

“En MM Events creamos, planificamos y cuidamos todos los detalles para hacer de una boda el día más especial de toda una vida.”

4.3. Misión de una consultora de marketing

En este sector entro yo de lleno, y de muchxs de lxs que me leéis. (Por cierto, cuando veas por ahí una “x” no es un error. Es para englobar el masculino y femenino).

Volviendo al tema, aquí os dejo mi misión por si os sirve de inspiración:

“Mi propósito es instruir, formar y guiar, a través de un marketing estratégico, a autónomos, emprendedores y empresarios para que obtengan mayores ingresos y mejores resultados.”

Cierto es, que una agencia, consultora o asesor/a de marketing NO tiene porque tener la misma misión que yo. Ni mucho menos. Aquí es cuando entra el trabajo de introspección y reflexión del porqué de la existencia del negocio, a quién ayuda, cómo lo hace…

Bueno, a modo resumen, de estos ejemplos y del artículo en general, quiero que te graves con fuego lo siguiente:

  • Es imprescindible que tu empresa tenga una misión.
  • La misión determina el foco, la orientación y el desarrollo de tu negocio.
  • A la hora de definir tu misión ten en cuenta que debe ser clara y entendible por todo el mundo.
  • Y, sobre todo, que la misión de tu empresa muestre quién es tu cliente y qué puedes hacer por él. De qué forma le puedes ayudar.

Y, por ser un/a campeón/a y haber leído hasta aquí, 2 contenidos extras:

  • 5 errores que no debes cometer al definir la misión de una empresa
  • Qué hace una vez establecida la misión de tu empresa

5. 5 errores que no debes cometer al definir la misión empresarial

  1. No hables de ti y lo bien que lo haces. Refleja lo que haces y cómo puedes ayudar a tu cliente.
  2. Debes encontrar un equilibrio entre que sea específica, pero a la vez amplia. Cojamos el ejemplo de la misión anterior la empresa organizadora de bodas. Imagina que tan sólo se encargasen del venue y la decoración del mismo. Esto no lo especificamos. ¿Por qué? Porque en un futuro, fruto del crecimiento y desarrollo del negocio, podemos incluir más servicios. Siempre relacionados con el propósito de “hacer de una boda el día más especial de toda una vida”.
  3. Tu misión empresarial debe ser real. Que te sientas identificado con ella, que realmente quieras ayudar/solucionar/cubrir una necesidad…
  4. No te copies. La mayoría de misiones carecen de personalidad y no están bien definidas. Por eso no sirven para nada. La tuya, después de todo lo que ahora sabes, será realmente estratégica para tu negocio.
  5. No confundas la misión empresarial con la visión empresarial o las metas o los objetivos de tu empresa. La misión es la razón de ser y de existir de tu negocio.

6. Qué hacer con la misión de tu empresa

Pasa a la acción y define tu misión, y, cuando la tengas, no la dejes escondida por ahí. ÚSALA, MUÉSTRALA.

  • ¿Alguien te pregunta a qué te dedicas o qué hace tu empresa? ¡Pam! Le sueltas la misión.
  • ¿Contactan contigo para una colaboración? Piensa si va alineada con la misión de tu compañía.
  • ¿Quieres hacer crecer tu negocio? Piensa en servicios que encajen con tu propósito.
  • ¿No sabes por dónde empezar para crear tu mensaje de marketing y tu comunicación? ¡Recurre a la misión!
  • ¿Algún día te entra el bajón y no sabes para qué creaste la empresa? Recuerda tu propósito, la razón de ser y de existir de tu negocio y no olvides nunca cómo puedes ayudar a los demás.

Hasta aquí el post de hoy. Espero que te haya gustado y, sobre todo, que te sea útil para definir la misión de tu empresa.

¡Anímate y cuéntame con qué propósito creaste tu empresa!

👇 Te leo en los comentarios 👇

Asesora y formadora en marketing y ventas. | Web

Ayudo a autónomos, emprendedores y pequeños empresarios, orientados a la venta de servicios, a construir negocios sostenibles, escalables y rentables utilizando el marketing y la venta de manera estratégica.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *